LA INTERNACIONALIZACIÓN COMO PROCESO Y FUENTE NECESARIA DE CRECIMIENTO, SOSTENIBILIDAD Y ÉXITO DE LA PYME.

//LA INTERNACIONALIZACIÓN COMO PROCESO Y FUENTE NECESARIA DE CRECIMIENTO, SOSTENIBILIDAD Y ÉXITO DE LA PYME.

LA INTERNACIONALIZACIÓN COMO PROCESO Y FUENTE NECESARIA DE CRECIMIENTO, SOSTENIBILIDAD Y ÉXITO DE LA PYME.

 Nadie duda a estas alturas que la internacionalización ya no es una opción sino una necesidad en una economía globalizada y en vertiginosa transformación hacia modelos de negocio disruptivos y complejos, que unidos a la también vertiginosa transformación digital de la economía esta llevando a muchas Pymes con larga trayectoria empresarial y éxito en sus respectivos sectores a quedarse rezagados frente a nuevos actores completamente nativos para este nuevo entorno y ecosistema empresarial y que irrumpen en el mercado de forma repentina con ventajas competitivas basadas en el uso que hacen de las tecnologías y su comprensión natural de estos nuevos modelos, haciéndose rápidamente un hueco en el mercado y canibalizando la cuota de participación de las empresas que tradicionalmente ocupaban ese espacio.

Si bien el proceso de internacionalización es un proceso largo, duro y costoso, esa es la cruda realidad, es un proceso vital para nuestras empresas a la par que un viaje ilusionante que nunca es tarde para iniciar, salvo en etapas de crisis y recesión económica cuando la empresa quiere buscar en los mercados exteriores, una generación de ingresos a muy corto plazo que permita compensar una sangrante y extraordinaria pérdida de ingresos en el mercado local, como consecuencia de dicha recesión. Esta estrategia defensiva rara vez funciona y termina generando, en la mayoría de los casos, un alto coste, nulo resultado y una profunda frustración y desazón, propia en los momentos duros y de vacas flacas. Muchos son los ejemplos de pymes que fracasaron por improvisar sin planificar dicho proceso, que independientemente del alcance definido e inicialmente posible para la empresa, exigía la preparación y planificación de manos de profesionales expertos.

La internacionalización de la pyme debemos verla como una estrategia ofensiva y perspectiva en el tiempo, para su expansión sostenible, crecimiento y aseguramiento de su estabilidad económica, financiera y social,  y desde un profundo compromiso de la Alta Dirección con su significado, por el impacto y transformación que necesariamente implica para la empresa y su capital humano, que le permita exportar una ventaja competitiva real, adaptarse a los diferentes mercados y generar una experiencia cliente sobresaliente a través de la omnicanalidad, interactuando y relacionándonos con él en parte o en la totalidad de los canales (B2B, B2C, B2B2C o O2O) en que sea posible hacerlo.

No es una tarea fácil, el entorno es complejo y los recursos limitados, pero puede y debe ser nuestro motor de crecimiento y sostenibilidad futura, de posicionamiento de nuestra marca en cada mercado donde hayamos planificado y fijado la prioridad. Por eso planificar el proceso de internacionalización debe ser llevado a cabo por aquellos profesionales expertos que desde dentro de la empresa o externamente, puedan garantizar al empresario que se darán los pasos adecuados para llegar a los mercados exteriores con éxito, paso a paso y sin poner en riesgo el equilibrio económico-financiero existente.

Pero ya no es suficiente tener una visión tradicional de la internacionalización, cuyo propio concepto va más allá de “exportar” productos, es preciso tener una visión global de cómo los cambios globales, demográficos, generacionales y económicos están transformando nuestra forma de vivir, de relacionarnos, expresarnos, compartir, comprar, consumir, etc. lo que nos lleva a la obligada transformación digital de nuestras empresas. Digo obligada porque ya no representa una alternativa u opción elegible. Las pymes que no inicien este proceso en los próximos cinco años habrán perdido totalmente el tren, si bien es cierto que la digitalización no influye ni impacta por igual en todos los sectores ni en el tiempo. La transformación digital debemos contemplarla como un completo reseteo de la empresa, de renovar nuestra forma de ser, entender y hacer las cosas, comprendiendo que vivimos en un mundo cada vez más digitalizado donde la frontera Online/Offline se difumina para integrase en una nueva forma de llegar al cliente. Por ello la internacionalización debe ya comprenderse como un proceso de expansión global desde la generación de sales lead (clientes potenciales) cualificados hasta la entrada estratégica en determinados mercados a través de marketplaces online B2B y/o B2C en combinación con otras formas de entrada offline monocanal y multicanal, y la fusión de ambas a través de la omnicanalidad.

Igualmente, las pymes cuya trayectoria internacional está en desarrollo o ya consolidada tras años de expansión a través de clientes directos, agentes comerciales, distribuidores o filiales corporativas tienen un reto importante. El propio dinamismo del cambio continuo hace preciso que toda esa estructura se anticipe, prevea las tendencias y sea capaz de adaptarse de forma activa al nuevo momento y movimientos, incorporando cuantos procesos de mejora sean precisos para permitir a la organización mantener el paso y la competitividad de su cadena de valor.

Esta tarea es tanto más ardua y ambiciosa cuanto más internacionalizada está la empresa y cuyo control y eficiencia debe estar bien dirigida desde dentro, valorando nuestra posición competitiva en cada mercado y garantizando los recursos que permitan seguir creando valor a través de una estructura óptima y sostenible económica y financieramente. No es infrecuente ver pymes internacionalizadas con dificultades para gestionar y controlar su red internacional bien por la complejidad de la gestión multicultural en determinados mercados, falta conocimientos específicos, nivel de profesionalización o incluso, por dejadez de sus responsables, generando importantes ineficiencias operativas que se traducen siempre en falta de competitividad y productividad, con consecuencias económicas fácilmente previsibles en su Cuenta de Explotación. El dinamismo y volatilidad de los mercados, tendencias, modas, hábitos de consumo, etc. exigen una mirada atenta día a día, bien a través de una estructura profesional interna o de profesionales externos que le ayuden a afrontar, gestionar y solventar aquellas complicaciones, problemas o procesos ineficientes, que las pymes afrontan de forma cotidiana, y que en muchas ocasiones no se analizan con la necesaria objetividad y rigor que exigen.

Desde STRATEGA, con más de 20 años de experiencia en procesos de internacionalización en diferentes sectores industriales y de consumo, ayudamos a las Pymes a iniciar el proceso de Internacionalización Estratégica desde cero acompañándolos en todo el proceso de implantación y ejecución, así como a desarrollar procesos de mejora continua en empresas con diferentes niveles de experiencia y trayectoria internacional.

La complejidad creciente del entorno global y los vertiginosos cambios hacia modelos de negocio disruptivos, que cada vez lo son menos en tanto nos vamos acostumbrando a ellos,  como el Cross border E-Commerce (CBEC) en CHINA y otras regiones del mundo, donde aportamos experiencia y caso de éxito con las principales plataformas digitales (TMALL GLOBAL, KAOLA, JD, VIP, THERED, JUMEI, TAOBAO, etc.) y e-retailers globales (AMAZON, ALIEXPRESS, LAZADA, WISH, etc.),  requieren de un importante conocimiento del ecosistema digital de cada uno y sus diferentes forma de entrada óptimas según el modelo de negocio que se decida adoptar, así como capacidad para el análisis, adopción, planificación, desarrollo e implantación en las plataformas y partners más adecuados y en el menor tiempo posible, con el objetivo de generar importantes recursos para la pymes, siempre según con la el Plan Estratégico internacional definido como mapa de ruta y guía de nuestras movimientos y decisiones empresariales.

 

Luis Serrano CEO de STRATEGA MANAGEMENT CONSULTANTS, S.L

2019-11-27T17:39:48+00:00
RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram